Frédéric Chopin

Nocturnos de Chopin, partituras

Nocturne N°20 opus posthume

Frédéric Chopin usó una estricta forma de rubato en algunas de sus obras: la mano izquierda siempre tocaba en el tiempo exacto de la pieza, mientras la mano derecha (la que llevaba la melodía) tocaba con libertad, o sea, con rubato. Franz Schubert y Alexander Scriabin también usaban el rubato para dar emoción a sus obras. Mientras Schubert estaba tocando en el Burgtheater en 1825, fue aplaudido por Salieri quien lo felicitó por el buen uso del rubato

arpegio en Do Mayor

Beethoven (Sonata para piano n.º 14 en Do sostenido menor, Opus 27 n.º 2 - I. Adagio sostenuto)

"Sonata para piano n.º 14 (Beethoven)"
del pintor polaco Stanisław Masłowski,
1884.

"Puesto que estoy solo:
una mujer amada
o un desdichado
compañero de viaje.

Puesto que soy poeta:
un arco de palabras
que no puedo tensar
sin un sentimiento
de dicha y de horror.

Puesto que soy prisionero:
una súbita mirada
hacia la libertad.

Puesto que estoy amenazado
por la muerte:
un animal vivo aún caliente,
un corazón que palpita
sarcásticamente.

Puesto que estoy amenazado
por el mar: un arrecife de duro granito."




-Stig Dagerman-

BARENBOIM ON BEETHOVEN - Live from Berlin

Círculo de Quintas

Cada paso en la dirección dominante es un intervalo de quinta, y significa que cada vez hay que añadir una nota sostenida a la nueva escala mayor. Los tonos bemoles se forman moviéndose en dirección contraria a las agujas del reloj. Cada paso en la dirección subdominante es un intervalo de cuarta y significa la adición de un bemol a la nueva escala mayor.

En teoría es posible continuar indefinidamente en cualquier dirección. El tono de DO se podría representar como SI# (con 12 sostenidos) o como REbb con 12 bemoles.
Compartir

Buscar este blog

jueves, 1 de septiembre de 2011

"Manfred" / Lord Byron - Robert Schumann






 Robert Schumann

"Manfred"


 op, 115






Berlin Philharmonic, Wilhelm Furtwangler
Live Recording, December 18, 1949


Photobucket



"Manfred" 


Lord Byron




Poema dramático Manfred de Robert Schumann, su opus 115, obra compuesta en 1848-49, posterior a Tanhaüsser y previa al Lohengrin de Wagner, en donde hay pasajes que suenan realmente wagnerianos, probablemente bajo la influencia recíproca. Se trata de una obra que combina el poema dramático de Lord Byron con la música de un Schumann romántico, conciso e intimista al final de su vida.



George Gordon Byron, según un cuadro 
de Thomas Phillips de 1813



Schumann

"Manfred"

"Gesang der Geister"

"Hymnus der Geister Arimans"







Robert Schumann (1810-1856)

"Manfred": Dramatisches Gedicht in drei Abteilungen von Lord Byron für Soli, Sprecher, Chor und Orchestra op. 115.

Philharmonische Werkstatt Schweiz
Basler Madrigalisten
Einstudierung: Fritz Näf

Lisa Larsson, soprano
Regina Jakobi, mezzo-soprano
Steve Davislim, tenor
Tuomas Pursio, bass
Peter Lika, bass
Peter Schweiger, Manfred
Liliana Heimberg, Alpenfee / Astarte
Rosalinde Renn, Nemesis
Klaus Henner Russius, Abt (Abbé)
Conducted by Mario Venzago.
1994.

"Manfred ou la recherche de l'ANIMA perdue" / Manfred oder die Suche nach der verlorenen ANIMA" / M. or the search for the lost soul or Anima" (by Mario Venzago.)

Photobucket


Según Johannes Brahms Manfred constituye la obra orquestal mejor lograda del compositor alemán Robert Schumann. Esto en realidad fue un elogio a una de las creaciones más emblemáticas de Schumann si se tiene en cuenta que para entonces componer una pieza orquestal, luego de los logros beethovenianos, no era una tarea nada fácil. Como era de esperarse, a la sombra de Beethoven, no parecía haber muchas opciones. Schumann escogió una que conocía bien para desarrollar una obra musical: inspirarse en los valores de la literatura. Fue así como nació Manfred, la música incidental concebida para el famoso poema del escritor inglés Lord Byron.

En su conjunto Manfred está integrada por la obertura -incluida en el programa de hoy- y 15 secciones más. Aunque el total de la partitura es un despliegue de expresividad basada en el contenido poético de Byron, la obertura es la que ha entrado el repertorio de concierto y se ha hecho popular. Se destaca por la condensación de emociones diversas y contrastantes. De allí que pueda escucharse como una síntesis del poema en el que la visión dramática encuentra varios de los elementos básicos del romanticismo, entre ellos: la idealización amorosa de una figura femenina inalcanzable, en este caso representada por Astarte; a raíz de la muerte de Astarte, Manfred se sumerge en una situación conflictiva que mezcla sentimientos e intentos de dominar el orden natural; ante el infructuoso despliegue de todas las fuerzas para restaurar el pasado y recuperar a Astarte, finalmente llega la muerte como la solución final y única posible.

La obertura de Manfred la estrenó Schumann en marzo de 1852 y tres meses más tarde se estrenó la obra completa bajo la dirección Franz Liszt.

Photobucket




Manfred es un poema dramático escrito en 1816 - 1,817 mil por Lord Byron. Contiene elementos sobrenaturales, de acuerdo con la popularidad de la historia de fantasmas en Inglaterra en ese momento.

Es un ejemplo típico de un romántico drama de armario. Manfred fue adaptado musicalmente por Robert Schumann en 1852, en una composición titulada Manfred: poema dramático con la música en tres partes, y más tarde por Pyotr Ilyich Tchaikovsky en su Sinfonía Manfred.

Friedrich Nietzsche se impresionó por la representación del poema de un ser sobrehumano, y escribió la música para ella.

Byron escribió este "drama metafísico", como él lo llamó, después de su fracaso matrimonial en un escándalo en medio de acusaciones de conductas sexuales impropias y una relación incestuosa entre Byron y su medio hermana, Augusta Leigh. Atacado por la prensa y condenado al ostracismo por la sociedad londinense, Byron huyó de Inglaterra a Suiza en 1816 y nunca regresó. Because Manfred was written immediately after this and because Manfred regards a main character tortured by his own sense of guilt for an unmentionable offense, some critics consider Manfred to be autobiographical, or even confessional.

Debido a que Manfred fue escrito inmediatamente después de esto ya que Manfred se refiere a un personaje principal torturado por su propio sentido de culpabilidad por un delito no se mencionan, algunos críticos consideran Manfred ser autobiográfico, o incluso confesional. La relación con Astarté en Manfred se cree que representa la relación de Byron con su media hermana Augusta.

Byron comenzó este trabajo a finales de 1816, sólo unos pocos meses después de la famosa historia de fantasmas, las sesiones que dieron el impulso inicial de Mary Shelley, Frankenstein. Lo sobrenatural hace referencia clara a lo largo del poema. Manfred recuerda viajar en el tiempo (o proyección astral viaje) al palacio del César ", "and fill'd up, As 't were anew, the gaps of centuries...".

Argumento

Manfred es un Fausto de vida noble en el Alpes de Berna. Internamente torturado por una culpa misteriosa, que tiene que ver con la muerte de su más querido, Astarté, utiliza su dominio del lenguaje y el lanzamiento de hechizos para convocar a siete espíritus, de quien busca el olvido. Los espíritus, que gobiernan los distintos componentes de la corpórea del mundo, son incapaces de controlar los acontecimientos pasados y por lo tanto no puede conceder la petición de Manfred. Desde hace algún tiempo, el destino le impide escapar de su culpabilidad a través del suicidio. Al final, Manfred muere desafiando las tentaciones religiosas de la redención del pecado. A lo largo del poema, él tiene éxito en desafiar a todos los poderes de autoridad que se encuentra, y elige la muerte en la presentación a los espíritus de los poderes superiores. Manfred dirige sus últimas palabras ante el Abad, comentando, "Old man! 'T no es tan difícil que morir".

relevancia biográfica

Manfred fue escrito poco después del fracaso del matrimonio de Byron a Annabelle Millbanke, que muy probablemente lo acusó de una relación incestuosa con su hermanastra Augusta Leigh. En ese momento, se había exiliado a sí mismo permanentemente de Inglaterra y estaba viviendo en la Villa Diodati, en Suiza. La mayor parte de Manfred estaba escrito en un recorrido por las Alpes de Berna en septiembre de 1816. El tercer acto fue reescrito en febrero de 1817 ya que Byron no estaba contento con su primera versión.

Manfred muestra cierta influencia de Goethe 's Fausto , que sólo Byron leído u oído en la traducción, pero no es una simple copia. 



Photobucket

Leer

Manfred on the Jungfrau par John Martin (1837)

Manfredo   Lord Byron


 Photobucket




Robert Schumann en 1850



Manfred de Robert Schumann



La música para Manfred fue compuesta en 1848-1849. Schumann dirigió el estreno de la obertura en Leipzig, el 14 de marzo de 1852. La obra completa fue puesta en escena ese año en Weimar. Schumann padecía períodos de grave desequilibrio mental. A veces se sentía impulsado por hostigaciones interiores que no lo dejaban descansar hasta que terminaba una composición. Manfred, por ejemplo, fue compuesta por hostigaciones constantes de voces interiores.

Era un proyecto especialmente apropiado para Schumann. Justamente había terminado la ópera Genoveva, que se refiere a una mujer trágica. Ahora sentía la necesidad de reconciliar uno de sus principales conflictos de personalidad, abocando sus esfuerzos a la realización de una composición dramática referida a un héroe masculino.

Así como era alternativamente dependiente o independiente de terceros, así como su conducta vacilaba entre el aislamiento y la intimidad, así como inventaba dos alter egos imaginarios para representar las fuerzas opuestas de su personalidad, así como luchaba con el clasicismo frente al romanticismo en sus composiciones, también padecía Schumann de un conflicto de identidad sexual. En su época juvenil había tenido intimidad tanto con hombres como con mujeres y ahora buscaba reconciliar su ambigüedad a nivel artístico: una ópera sobre una mujer seguida inmediatamente (en verdad comenzó Manfred a menos de un día después de terminar Genoveva) por una obra dramática sobre un hombre.

Schumann se identificaba con el Manfred de lord Byron, un héroe melancólico lleno de turbulencias interiores. El poema de Byron representa a Manfred en la cima de un peñasco en los Alpes. Experimenta una culpa intensa por haber destruido a una mujer cuyos errores en verdad habían sido los de él. Le distrae "un bello sonido, una voz vivida, una armonía palpitante". Manfred contempla la posibilidad de escapar a través del suicidio. Se da cuenta de que si decide no saltar quizá se vea sumido en la locura. Pero él evita ambas formas de autodestrucción.

Los paralelismos entre el héroe de Byron y Schumann son extraordinarios y no es sorprendente que el compositor se sintiera atraído por Manfred. Como explica el musicólogo Frank Cooper:


    Schumann "conocía demasiado bien los dilemas de Manfred. No buscaba la locura que buscaba Manfred, pero esta buscó, halló y poseyó a Schumann. Su tragedia fue enloquecer mientras trataba desesperadamente de aferrarse a la cordura y al arte que sólo la cordura puede producir. Quizá por eso Manfred es una creación tan curiosa".



Aunque Schumann compuso 15 escenas, en la actualidad la música de Manfred se conoce principalmente por la obertura. El dilema del héroe está simbolizado por esta apertura tan extraña: tres acordes parejamente espaciados que aparecen en la partitura como síncopas pero que no pueden ser escuchados como tales, ya que nadie en la orquesta toca realmente sobre los tiempos fuertes. El dilema del músico es cómo hacer que esos acordes suenen fuera de compás cuando el compás mismo es inaudible. Los tres acordes permanecen aislados de la posterior introducción, elaborada y lenta. Tampoco regresan de ningún modo manifiesto durante toda la obertura anhelante, perturbada y romántica. Por lo tanto la música no ofrece ninguna solución, del mismo modo en el que el Manfred de Byron no resuelve sus problemas.












No hay comentarios: