Frédéric Chopin

Nocturnos de Chopin, partituras

Nocturne N°20 opus posthume

Frédéric Chopin usó una estricta forma de rubato en algunas de sus obras: la mano izquierda siempre tocaba en el tiempo exacto de la pieza, mientras la mano derecha (la que llevaba la melodía) tocaba con libertad, o sea, con rubato. Franz Schubert y Alexander Scriabin también usaban el rubato para dar emoción a sus obras. Mientras Schubert estaba tocando en el Burgtheater en 1825, fue aplaudido por Salieri quien lo felicitó por el buen uso del rubato

arpegio en Do Mayor

Beethoven (Sonata para piano n.º 14 en Do sostenido menor, Opus 27 n.º 2 - I. Adagio sostenuto)

"Sonata para piano n.º 14 (Beethoven)"
del pintor polaco Stanisław Masłowski,
1884.

"Puesto que estoy solo:
una mujer amada
o un desdichado
compañero de viaje.

Puesto que soy poeta:
un arco de palabras
que no puedo tensar
sin un sentimiento
de dicha y de horror.

Puesto que soy prisionero:
una súbita mirada
hacia la libertad.

Puesto que estoy amenazado
por la muerte:
un animal vivo aún caliente,
un corazón que palpita
sarcásticamente.

Puesto que estoy amenazado
por el mar: un arrecife de duro granito."




-Stig Dagerman-

BARENBOIM ON BEETHOVEN - Live from Berlin

Círculo de Quintas

Cada paso en la dirección dominante es un intervalo de quinta, y significa que cada vez hay que añadir una nota sostenida a la nueva escala mayor. Los tonos bemoles se forman moviéndose en dirección contraria a las agujas del reloj. Cada paso en la dirección subdominante es un intervalo de cuarta y significa la adición de un bemol a la nueva escala mayor.

En teoría es posible continuar indefinidamente en cualquier dirección. El tono de DO se podría representar como SI# (con 12 sostenidos) o como REbb con 12 bemoles.
Compartir

Buscar este blog

domingo, 8 de febrero de 2015

El Cascanueces ballet Tchaikovsky Ginebra





El Cascanueces ballet Tchaikovsky Ginebra
Coreografía de Jeroen Verbruggen




 Foto Gregory Batardon




El famoso ballet “El Cascanueces”, compuesto por Piotr Ilich Tchaikovsky con libreto de Marius Petipa, quien también creó su primera coreografía junto a Lev Ivanov, basado en el cuento de hadas “El cascanueces y el rey de los ratones“, de ETA Hoffmann, en la adaptación de Alejandro Dumas, padre.
Fue estrenado el 17 de diciembre de 1892, en el teatro Mariinskii de San Petersburgo y desde entonces ha sido el estandarte de la Navidad llenando las programaciones de los grandes teatros en esas fechas para el disfrute de pequeños y mayores.

La representación es de la nueva coreografía de Jeroen Verbruggen que ofrece su visión original de ese mundo de ilusiones y fantasías de la obra maestra de Tchaikovsky para el Grand Théâtre de Genève, el “universo barroco” , algo oscuro, está diseñado por Livia Stoianova y Yassen Samouilov de la famosa casa parisina On aura tout vu quienes firman la escenografía y el vestuario.


Ballet du Grand Théâtre de Genève
Orquesta de la Suisse Romande
Dirección Philippe Cohen

Dirección musical Philippe Béran
Coreografía Jeroen Verbruggen

Decorado y vestuario Livia Stoianova y Yassen Samouilov
Asistente Émilie Roy
Luces Ben Ormerod

Desde el Grand Théâtre de Genève la representación en directo del ballet El Cascanueces del 20 de noviembre de 2014, gentileza de Arte 








"Casse-Noisette" par Jeroen Verbruggen
au Grand Théâtre de Genève







Fuente: Ópera.es


*    *



Danza del hada de azúcar
 


Sergei Legat (Cascanueces) y Stanislava Belinskaya (Clara), 1892 












No hay comentarios: